Programa de Conservación y Mejora Genética

El objetivo fundamental del presente plan de cría es la conservación de la raza bovina Alistana-Sanabresa, es decir, poner en marcha todas las medidas de fomento y mejora genética que permitan mantener o incrementar el censo de la raza, así como la mejora de los caracteres productivos. El programa está basado en dos grandes acciones o apartados: por una parte el proyecto de fomento y promoción de censos y por otra, el proyecto técnico de conservación y mejora genética


Son muchas las razones que justifican el interés de conservar la raza Alistana- Sanabresa, la razón más importante es la necesidad de mantener toda la biodiversidad posible en nuestras poblaciones ganaderas autóctonas, por la utilidad en el mantenimiento de los ecosistemas actuales y como recurso genético para el futuro, aspecto sobre el que se ha divulgado mucho y no necesita más justificación. 


La necesidad de un programa de conservación. La necesidad de implantar un programa de conservación es evidente por varias razones, la primera de índole administrativo, la catalogación como raza autóctona en peligro de extinción implica la obligatoriedad de desarrollar un programa de conservación. Por otra parte, la raza Alistana-Sanabresa presenta una variabilidad productiva en la población actual, por ello es conveniente desarrollar un programa de selección que contribuya a incrementar la productividad la raza. Por ello proponemos un programa de conservación encaminado al incremento de censos y efectivos y dirigido también a la mejora de los caracteres productivos con la finalidad de incrementar la rentabilidad de la producción, sin que ello vaya a suponer una pérdida de eficacia biológica.


1. DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN DE PARTIDA


1.1.- La raza Alistana-Sanabresa y su evolución.


La Alistana-Sanabresa es una raza bovina catalogada como raza autóctona en peligro de extinción (RD 2129/2008, BOE, nº 23/2009) y ubicada en la comunidad de Castilla y León.


El término Alistana-Sanabresa se debe su zona de origen, las comarcas zamoranas de Aliste y Sanabria, antiguamente contaban con unos núcleos definidos de ganado bovino autóctono a los que daban nombre, distinguiéndose dos variedades, una para cada comarca; sin embargo, con el paso del tiempo se unieron y se adoptó el actual nombre de la raza: Alistana-Sanabresa.


La raza Alistana-Sanabresa ha sido una raza de doble aptitud carne-trabajo que con el tiempo y la mecanización agraria se dirigió finalmente hacia la producción cárnica en la que destaca por la alta calidad y buenos rendimientos en sistema extensivo. Sobre estos animales descansó el quehacer diario de las tareas agrícolas y posteriormente fue desplazada por la mecanización.


Las cualidades más sobresalientes de la raza son su gran rusticidad, sobriedad y resistencia, temperamento dócil y tranquilo, buena fecundidad, facilidad para el parto y buena capacidad lechera y maternal. Buena longevidad y gran capacidad para el cruzamiento. Su esqueleto es fuerte pero fino, dando carne de excelente calidad y productos terminados en el mercado por su sistema mixto de explotación. En comparación con las razas selectas sus puntos débiles son la velocidad de crecimiento, la precocidad y la conformación cárnica.


Antecedentes en la raza Alistana-Sanabresa. La actual población de la raza Alistana-Sanabresa es la resultante de la unión de dos unos núcleos definidos de ganado bovino autóctono de cada una de las comarcas que dan nombre a la raza.


La primera descripción que se hace con criterio técnico sobre la vaca Alistana data de 1942, aunque el primer estudio zootécnico se lleva a cabo algo más de una década después (Pollos, 1956; Montenegro, 1958). En los años 40 del siglo pasado comenzaron los concursos y exposiciones en Zamora capital con presencia de las razas, apareciendo ya en los 50 en los Concursos Nacionales en el marco de la Feria del Campo de Madrid.


El Censo Oficial de razas del Ministerio de Agricultura, de 1970 incluyó a ambas razas dentro de la denominación de “Morenas del Noroeste” y en 1979 el Ministerio de Agricultura, catalogó a las dos razas, Alistana y Sanabresa como razas de fomento.


Actualmente incluye como raza autóctona en peligro de extinción en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España. Hasta finales de los años 70 no existía un programa encaminado a la selección, pero cabe destacar el inicio de acciones de mejora a partir de 1978 cuando el Ministerio de Agricultura, a través del CENSYRA de Lugo, comenzó a adquirir terneros de ambas razas con destino a la Estación de Fuentefiz (Orense) donde se realizaba entonces el testaje de terneros y obtención de dosis seminales de las “Morenas del Noroeste”.


La inseminación artificial si bien no ha sido muy utilizada, ha sido una de las fuentes de difusión de los toros más sobresalientes. El semen empleado inicialmente procedía del CENSYRA de Lugo y posteriormente, desde el año 1989 hasta la actualidad, del CENSYRA de León.


Sin embargo en las décadas de los años 1970 y 1980, la evolución de la ganadería sigue su curso descendente, en las Comarcas de Sanabria y Aliste, con predominio de explotaciones de escasa dimensión, en las que se observa la ausencia de ganaderos jóvenes, despoblación rural, etc. a pesar de la existencia de abundantes recursos herbáceos en grandes superficies de praderas y montes comunales total o parcialmente desaprovechados.


Muy importantes han sido los esfuerzos realizados desde el año 1982 por el Ministerio de Agricultura, a través de la Jefatura Provincial de Ganadería de Zamora, estableciendo un Programa de selección y mejora de la ganadería autóctona bovina de la raza Alistana-Sanabresa. 


Las acciones de fomento ejecutadas en base a este programa fueron: 


1.- Establecimiento de los Registros Especiales de Ganado Selecto.


2.- Establecimiento de Núcleo Ganaderos de Cría en la zona de Alta Sanabria. 


3.- Identificación de todas las reses inscritas. 


4.- Rigurosa reproducción en pureza racial de todas las hembras. 


5.- Control de nacimientos. 


6.- Fomento de la cría y recría de hembras. 


7.- Cesión y adquisición de terneros con destino a Centros de Selección. 


8.- Medidas favorecedoras que posibilitaron la compra-venta de hembras o machos jóvenes y sanos entre los ganaderos, estimuladas con las subvenciones que para cada caso se determinaron y de aplicación en las Ferias Exposición y Venta Provinciales que se estimaran convenientes. 


9.- Ayuda económica de la Diputación de Zamora a los ganaderos inscritos desde 1982, compensatoria del esfuerzo exigido por la selección a realizar y de la pérdida en el valor de carne de los terneros, como consecuencia de su menor precio en el mercado
respecto a los productos obtenidos por cruzamiento, consistente en una prima fijada cada anualidad para los reproductores. Dicha ayuda se concedía en principio por animales reproductores y se fueron añadiendo posteriormente otras ayudas (reposición, compra, inseminación artificial, asistencia a ferias) hasta llegar a la actual que se otorga por reproductores y ganaderías que críen en pureza, además de la otorgada anualmente a la Asociación de Criadores desde su creación para funcionamiento de la misma. 


Hay que hacer constar que estas medidas de apoyo evitaron probablemente la extinción de la raza, dada la evolución que llevaba la caída de los censos de la raza en las décadas de los años 1970-1990, que era sustituida por otras más selectas, Parda y Charolés.


Por otra parte, en el marco de la PAC y desde 1995, los ganaderos comenzaron a recibir una ayuda a razas autóctonas en peligro de extinción que persisten hasta la actualidad como una de las medidas agroambientales. Dicha ayuda, cofinanciada, es recibida a través de la Consejería de Agricultura y Ganadería, quien, además, a través primero de la firma de convenios con la propia Asociación y posteriormente de ayudas cofinanciadas, viene concediendo importantes ayudas económicas a la Asociación para múltiples objetivos (realización de trabajos, publicidad, asistencia a exposiciones, adquisición de material, mantenimiento del libro genealógico, etc.), incluido el funcionamiento de la propia Asociación.


Otro gran impulso en el mantenimiento de la raza fue en 1998, cuando la Consejería de Agricultura y Ganadería (Junta de Castilla y León) con el objetivo de preservar el patrimonio genético de esta raza y conservar la diversidad de los recursos ganaderos, aprueba las normas reguladoras del Libro Genealógico de la raza.


Así pues durante la década de los 1990 y 2000 han sido la Consejería de Agricultura y Ganadería, la Diputación de Zamora y la Asociación de criadores los organismos que han contribuido al fomento y mejora de la raza con diversas acciones y programas.


La actividad de la Asociación AECAS se ha centrado en el fomento de la raza a través de la Asistencia a las ferias ganaderas (Porto de Sanabria, San Pedro, Feria de Botiguero, Benavente y San Vitero en la provincia de Zamora, Salamanca, FIMA Ganadera, Silleda etc.), formación y asistencia a ganaderos, etc.


Una de las acciones de mejora en estos últimos años, desde al año 2005 hasta la actualidad, es la realización una serie de testaje anual de jóvenes toros como candidatos a futuros sementales en el CENSYRA de León. Esta acción es muy importante dado que no solamente permite seleccionar a los mejores animales de cada serie sino que facilita el intercambio de sementales entres ganaderías lo que contribuye a la reducción de la consanguinidad.


Otra de las acciones de mejora, a partir del año 2006, es el establecimiento del control de rendimientos de pesos y en 2008 el establecimiento de un Programa de Conservación. Así se toman periódicamente en las ganaderías participantes el peso al nacimiento y el peso al destete, midiendose este peso a través de varias pesadas entre los 150 y 240 días post-parto.


En la actualidad el CENSYRA de León (Consejería de Agricultura y Ganadería) posee un banco de más de 15.000 dosis seminales procedente de 17 sementales de la raza.


1.2.- A.E.C.A.S. 


La Asociación Española de Criadores de Ganado Selecto de Raza Alistana–Sanabresa es una asociación de ámbito nacional que agrupa a los criadores de ganado vacuno de raza Alistana-Sanabresa. AECAS está formada por 50 socios, se constituyó en 1995, la sede actual es en c/ Regimiento de Toledo nº 2, 49011-ZAMORA. El fin primordial de mantener y mejorar la raza, estimular la mejora genética y fomentar su conservación. Asimismo se encarga de la organización de las exposiciones, certámenes con objeto de mostrar y divulgar y fomentar dicha raza.


Libro Genealógico. La reglamentación específica del Libro Genealógico fue aprobada la Consejería de Agricultura y Ganadería (Junta de Castilla y León) en 1998, ORDEN de 30 de octubre de 1998 (B. O. C. y L. nº 225 de 23-11-1998) por la que se crea el Libro de Registro Genealógico de la Raza Bovina Alistana-Sanabresa y se aprueba su funcionamiento. Desde su creación hasta 2008, la llevanza del mismo se realizó por la propia Consejería a través de la de la Sección de Sanidad y Producción Animal de Zamora (Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería). No obstante, con la cesión a la Asociación de criadores a partir de 1 de diciembre de 2008 la llevanza del libro genealógico viene realizándose por la Asociación de criadores (AECAS). Así pues, es la propia Asociación a quien corresponde dirigir, elaborar y desarrollar las acciones necesarias para ejecutar el programa de conservación.


1.3. Censo y distribución.


El censo de la raza Alistana actualmente es de 3.465 animales en 50 explotaciones. En cuanto a su distribución, prácticamente la totalidad del censo está en Castilla y León, fundamentalmente en la provincia de Zamora que alberga el 90% del censo actual. Fuera de la Comunidad Autónoma solamente hay una explotación en Guipúzcoa.


1.4.- Rendimientos productivos.


El sistema de explotación depende de la zona donde se ubiquen. Hay fórmulas mixtas de estabulación y pastoreo (semiextensivo). En la zona sanabresa las explotaciones predominantes son aquellas con bajo número de animales, 4 - 12 vacas, donde ha venido
siendo tradicional la venta de productos a la Comunidad Autónoma de Galicia, debido a su proximidad, y de machos a tratantes del País Vasco para el arrastre tradicional de piedra en aquella Comunidad. En estas zonas el censo está en reducción por falta de relevo generacional en la titularidad de las explotaciones.


Las explotaciones actuales en las comarcas de Aliste, Tábara, Alba, Guareña, etc., generalmente tienen efectivos más numerosos, entre 50 y 100 animales donde el sistema de explotación predominante es el extensivo. En muchas explotaciones de estas comarcas los machos y las hembras no destinadas/os a reposición se ceban en la propia explotación. Los machos de estas comarcas también son demandados para el arrastre de piedras.


La alimentación se basa en el pastoreo durante primavera y verano y se completa con heno, forraje, centeno y leguminosas en invierno. La monta natural es el sistema reproductivo utilizado salvo algunas explotaciones que utilizan ocasionalmente la inseminación artificial.


La productividad de la raza Alistana es un parto anual, el peso medio al nacimiento es de 30 kg en las hembras y 33 kg en los machos y el peso medio al destete (medido a los 7 meses) es de 189 kg en las hembras y 206 kg en los machos.


La productividad en la fase de cebo, en base a los rendimientos aportados en las 5 series de testaje realizadas en los machos es de 437 kg a los 14 meses, cuando finaliza la fase de cebo. La ganancia media diaria en dicha fase de cebo post-destete es de 1,12 kg/día, con un índice de conversión medio de 5,8. 


2. OBJETIVOS del PROGRAMA de CONSERVACIÓN. 


El objetivo global del proyecto de conservación es el mantenimiento e incremento de los censos de la raza, manteniendo variabilidad genética y mejorando la productividad cárnica.


El plan de actuación, en sentido amplio, comprende dos apartados complementarios, el proyecto de fomento y promoción y el proyecto técnico de conservación.


El proyecto de fomento y promoción tiene un objetivo claramente poblacional, que es incrementar censos. En este apartado se incluyen todas aquellas acciones de difusión encaminadas a mantener e incrementar el número de ganaderos y censo de la raza.


Los objetivos del proyecto técnico de conservación son eminentemente genéticos, consisten en conservar la población con la máxima variabilidad genética, es decir con la mínima consanguinidad, además de ejecutar acciones de mejora pues la mejor forma de conservar una raza es haciéndola mas productiva y por lo tanto mas rentable.


Las intervenciones que el hombre puede hacer sobre la población animal son dos: 1) en la elección de los reproductores, es decir, las crías que dejará como reproductores para la siguiente generación, y 2) en la planificación de los apareamientos de los citados
reproductores siempre que sea posible, por el sistema de producción utilizado. El programa tiene como finalidad conservar la máxima variabilidad genética.


Caracteres Objetivo de selección. Aunque se trata de un programa de conservación, no se renuncia a ejercer algunas acciones de selección, donde el objetivo del programa es obviamente la rentabilidad económica de la explotación de la raza, a través de la mejora de los caracteres asociados a dicha rentabilidad. Se clasifican en dos categorías, a) caracteres reproductivos o caracteres ligados a las aptitudes maternales de las vacas y b) caracteres de crecimiento y cebo de los terneros/as.


Respecto a los caracteres reproductivos, de entre todos los caracteres del grupo en los que estamos interesados, fecundidad, fertilidad, peso del ternero al nacimiento, etc. el valor que globaliza la aptitud materna es el componente genético-materno del peso al destete, carácter que será criterio de selección. No obstante, la Aptitud materna, la capacidad que exhibe la vaca para criar el ternero, será también objetivo de selección.


Respecto a los caracteres relacionados con el crecimiento y/o cebo, (peso de ternero a destete, peso a la edad de sacrificio, ganancia media diaria en la fase de cebo, índice de transformación alimentaria, conformación de animal en vivo, conformación de la canal, calidad de la carne, etc.) los criterios de selección para este grupo de caracteres serán: Peso al destete (7 meses), Conformación al destete y la velocidad de crecimiento medida como Ganancia media diaria postdestete.


3. CONDICIONANTES DEL PROGRAMA 


El programa de conservación de la raza Alistana-Sanabresa está condicionado por dos circunstancias:


a) El control de la monta, es decir, saber la paternidad de cada uno de los terneros, pues en la mayoría de las explotaciones con sistema extensivo y con monta natural, es difícil conocer la paternidad.


b) La no existencia de un centro de cría de jóvenes machos, en la zona de explotación, como grupo de terneros candidatos a futuros sementales.


La mayoría de las acciones selectivas que el hombre puede hacer para intervenir sobre las poblaciones de animales requieren el conocimiento de la genealogía de los individuos.


Este requerimiento es difícil de satisfacer en las explotaciones bajo sistema extensivo, con mas de un semental en activo. Por otra parte, el uso de la inseminación artificial está muy poco extendido. Por ello en todas aquellas explotaciones donde no se conoce la paternidad se deberá llevar a cabo un control de paternidad mediante marcadores genéticos, con el fin de proceder a una filiación correcta.

Respecto al centro de cría de futuros sementales, es otro de los condicionantes del programa, pues la cría de los terneros que van ser futuros sementales es una actividad fundamental del programa. Por todo ello, si bien en el momento actual los terneros candidatos 13 a sementales serán criados y controlados en las explotaciones de origen en un futuro inmediato la Asociación de criadores debería disponer de un centro de cría. A falta de un centro de cría, un cebadero colectivo sería útil para desarrollar el cebo y cría de los futuros sementales en igualdad de condiciones ambientales y también un centro de control de rendimientos de los caracteres de cebo.


No obstante, el CENSYRA de León desarrollará una serie de testaje al año, con lo que criará al menos un pequeño lote de terneros que posteriormente servirá para seleccionar a 2 - 3 animales como futuros sementales de cada serie. 


4. PARTICIPANTES EN EL PROGRAMA.


El programa estará organizado por AECAS, con la supervisión de la Comisión gestora y el asesoramiento técnico, como centro cualificado de genética, de la Unidad de Mejora genética Animal del Departamento de Producción Animal (Facultad de Veterinaria, Universidad de León). Por otra parte, la puesta en marcha y funcionamiento del programa necesita el apoyo técnico y económico de las instituciones como, Junta de Castilla y León, MARM, CENSYRA (Centro de Selección y Reproducción Animal de Castilla y León) y la Diputación de Zamora.


4.1- Centro de Reproducción


El Centro donde se preparan las dosis seminales, ovocitos y embriones. Está ubicado el Banco de germoplasma (semen) es el CENSYRA, ubicado en Villaquilambre (León) desde donde se distribuyen las dosis seminales congeladas.


4.2- Centro de testaje. 


El centro donde desarrollan las series de testaje, post-destete es también el propio CENSYRA, en la estación ubicada en Boñar (León). Se desarrolla una serie de testaje anualmente.


4.3- Comisión gestora. 


Esta Comisión tiene el objetivo de programar, supervisar y dirigir el programa de selección y conservación. Esta formada por los siguientes miembros:


Presidente: 

Inspector de la raza Alistana-Sanabresa.


Secretario: 

Director técnico del libro genealógico de la raza Alistana-Sanabresa.


Vocales: 

Presidente de Asociación de criadores AECAS.

Un representante de la Junta de Castilla y León

Un Técnico del Servicio de Agricultura y Ganadería de la Diputación de Zamora.

El genetista-director del Programa de conservación.


La Comisión se reunirá periódicamente, al menos una vez al año, analizará los resultados de la actividad realizada, a través de la Memoria anual de actividades que debe presentar el Director Técnico del libro genealógico e informes del Inspector Técnico de la
raza, y programará el plan de trabajo para el año siguiente.


4.4- Centro cualificado de genética. 


El asesoramiento técnico del programa es proporcionado por la Unidad de Mejora genética Animal del Departamento de Producción Animal de la Universidad de León, ubicado en la Facultad de Veterinaria, c/ Profesor Pedro Carmenes s/n, 24071, LEON.


4.5- Explotaciones colaboradoras. 


Son las explotaciones que están inscritas en el libro genealógico y que están comprometidas con el programa de conservación. El listado de estas explotaciones se presenta en el ANEXO I, que deberá mantenerse actualizado.


5. ETAPAS Y CRONOGRAMA. 


El programa de conservación está basado en: a) Valoración de machos y selección de hembras dentro de cada rebaño, b) Manejar la población los grupos reproductivos formados en cada explotación o ganadería, y c) En cada explotación se dejará la reposición en base a la autoreposición de las hembras y el intercambio de los sementales entre explotaciones, cuando la tasa de endogamia lo aconseje.


Dado que lo fundamental del programa es la valoración de los sementales, la cronología del proceso es la siguiente:


1. Recogida de terneros para la centro de testaje y control individual al destete, a la edad de 6-7 meses,


2. Cría de los terneros en dicha estación de control de 7 a los 14 meses,


3. Selección y destino de jóvenes sementales en las explotaciones que participan en el control de rendimientos,


4. Control de las descendencia a través del control de rendimientos,


5. Valoración genética de los machos por descendencia,


6. Programación del uso y difusión de los sementales valorados 


Por otra parte, en cada explotación se calificarán el 10 % de las vacas como madres de futuros sementales con la finalidad de que aporten jóvenes terneros al centro de cría. Este diseño tiene doble finalidad; seleccionar a los jóvenes terneros y distribuir a cada explotación sementales que combinen genéticamente con la población de vacas de que dispone, en aras a conservar la máxima variabilidad y el intercambio genético, para evitar apareamientos consanguíneos.


5.1.- Elección de los terneros para el centro de cría. 


La elección de ejemplares para el centro de cría se llevará a cabo al destete de los terneros y se basará en dos criterios: a)
Calificación o Valor genético de los padres y b) Valor individual del ternero al destete. Para facilitar la elección, dentro de cada explotación el 10 % de las mejores vacas estarán calificadas como madres de futuros sementales.


La edad de los terneros a valorar, en el momento de su entrada en el Centro de cría, será de 7-8 meses, coincidiendo con el destete. La valoración individual del ternero al destete se realizará en la propia explotación y se incluirá: Peso al destete, Peso al nacimiento y Calificación morfológica.


5.2.- Cría de los terneros en estación de control.


La cría de terneros como futuros sementales, tiene la finalidad de recriar, controlar y seleccionar los terneros candidatos a sementales. La elección de jóvenes terneros se realizará cada año en base a la selección que se ha realizado en cada explotación.
La fase de cría de los terneros seleccionados se desarrollará según el caso:


a) Centro de testaje, en las instalaciones del CENSYRA en Boñar, (León)


b) Centro de cría de la Asociación, cuando lo haya,


c) o permanecerán en las explotaciones de origen hasta los 14 meses. 


Los terneros seleccionados destinados a otras instalaciones deberán proceder de explotaciones calificadas sanitariamente y, previo al movimiento, haberse realizado las pruebas sanitarias que la normativa vigente especifique en cada caso.


Así, a partir de los 14 meses, momento en el cual los sementales destinados según su calificación a:


- Seleccionados para pruebas de descendencia, en este caso pasarán al CENSYRA, para la recolección de dosis seminales.


- Seleccionados para ser destinados a una explotación con la finalidad de ser sementales en monta natural, o 


- Descartados para la reproducción, en este caso serán destinados al sacrificio.


Los criterios de evaluación final son el peso a los 14 meses, la ganancia media diaria en la fase posdestete (7-14 meses) y la calificación morfológica.


5.3.- Pruebas de descendencia, control genealógico y de rendimientos.


Si bien las pruebas de descendencia en el momento actual son difíciles de llevar a cabo, por la baja divulgación de la inseminación artificial, el objetivo del programa es fomentar el uso de sementales en prueba a través de la inseminación para poder llevar a cabo en el futuro dichas pruebas.


Por pruebas de descendencia se entiende el control y calificación de los descendientes de cada semental de las explotaciones con la finalidad de estimar el valor genético del semental, es un paso más en la valoración de los sementales candidatos a ser sementales mejorantes de la raza Alistana-Sanabresa.


Los sementales estarán como reproductores 3 años en cada explotación, una vez que han finalizado esta fase disponemos de información sobre su calidad genética en base a los descendientes que ha tenido en la explotación destino.


La mayor dificultad para la estimación del valor genético de los sementales es la conexión genética entre las ganaderías, por ello, en las explotaciones que sea posible se utilizarán sementales mejorantes como conectores a través de la Inseminación artificial. 


El programa de conservación fomentará pues el uso de la inseminación artificial, además de para tener conexión genética entre rebaños, proporcionar la incorporación de machos, en aquellas explotaciones que por motivos sanitarios no pueden introducir
sementales en monta natural.


El control genealógico es un requisito para la inscripción de los animales en el libro genealógico. Por ello cada ganadero deberá anotar en el Libro de paridera la filiación de cada uno de las crías nacidas. Si debido al sistema de explotación no es posible conocer la paternidad, se deberá de proceder al control de la paternidad y maternidad por marcadores genéticos; antes de cumplir un año de edad se deberá de tomar una muestra de sangre del descendiente para determinar su paternidad e inscripción en el libro genealógico.


El control de rendimientos consiste en el registro y anotación de los caracteres productivos (pesos a distintas edades, conformación, calidad de la canal, facilidad de parto, caracteres reproductivos, etc.) que presentan cada uno de los animales registrados en el Libro genealógico, bajo la supervisión de los técnicos de la Asociación de criadores.


El Control de rendimientos de la raza Alistana está basado en:


a) El libro de paridera que cada ganadero anota puntualmente a través de todo el ciclo productivo, los datos reproductivos de cada vaca: fecha de cubrición/inseminación, identificación del semental, fecha de parto, abortos, peso al nacimiento, dificultad de parto, etc.


b) Control de pesos, tanto al nacimiento como al destete. El peso al nacimiento, o en su defecto el perímetro torácico, lo tomará el ganadero y lo anotará en el libro de paridera, y el peso al destete será medido por un técnico de la Asociación. Se considera un peso al destete aquel que se toma entre el día 150 y 240 posparto, dado que es prácticamente imposible pesar los terneros/as a una edad fija en todas las explotaciones.


c) Calificaciones morfológicas de estos terneros/as al destete, también por un técnicocalificador de la Asociación en el momento de realizar el peso, tomando tres criterios de valoración: Desarrollo muscular, Desarrollo esquelético y Aptitud funcional.


5.4. Conservación "ex situ". 


La conservación de germoplasma semen y embriones, es una acción importante en todos los planes de conservación. Para ello se conservará semen de todos los sementales mejorantes, o toros que se utilizan a través de la inseminación artificial, como reserva genética para el futuro. Se podría también conservar embriones, si se dispone de financiación para ello, pues los embriones y el semen permitirían una reconstrucción de la raza en el futuro en caso de ser necesario por alguna catástrofe o accidente con desaparición de la población actual.


En el CENSYRA, como centro autonómico de inseminación artificial, es el centro donde se conserva actualmente el banco de semen, se conservan dosis de todos lo toros que han pasado por el CENSYRA y se prevé que se recoja y conserve el semen de los toros que cada año son seleccionados de las series de testaje.


6. OBLIGACIONES Y DERECHOS DE LAS EXPLOTACIONES COLABORADORAS 


Los propietarios de las ganaderías participantes o “explotaciones colaboradoras”, como las denomina el RD 2129/2008 por el que se establece el Programa nacional de conservación, mejora y fomento de las razas ganaderas, deberán aceptar y estar comprometidos con el programa de tal forma que permita una continuidad y eficacia.


Además este compromiso debe de ser también aceptado colectivamente a través de la Asociación Española de Criadores de Ganado Selecto de Raza Alistana–Sanabresa, que deberá tener un registro de estas explotaciones colaboradoras (Anexo I).


Todas las ganaderías deberán :


a) Estar inscritas en el registro general de explotaciones ganaderas según contempla el RD 479/2004, además de tener inscritos a sus animales en el libro genealógico de la raza Alistana-Sanabresa.


b) Participar en el control de rendimientos organizado por la Asociación, con el propósito de ejecutar el programa de conservación.


c) Tener como mínimo 5 vacas y un semental en edad reproductora. En aquellas explotaciones sin semental de raza Alistana-Sanabresa, estarán entonces comprometidos a realizar inseminación artificial con semen de la raza Alistana-Sanabresa en al menos el 50 % de las vacas.


d) Si hubiera apareamientos con sementales de otras razas éste será preferiblemente de raza Charolesa (por su facilidad para diferenciar fenotípicamente el producto cruzado frente al puro). Además deberá cubrir en pureza al menos al menos el 50 % de las vacas de raza Alistana-Sanabresa anualmente o el 100% cada dos años.


e) De cada una de las vacas deberá dejar al menos una novilla como reproductora, en concepto de reposición de la madre. Se excluyen de este compromiso el 20 % de las vacas peor valoradas o que presenten alguna deficiencia morfológica o productiva que no aconsejen dejar reposición de ella.


f) De cada uno de los sementales deberá dejar al menos un ternero como reproductor, en concepto de reposición del semental; este debe ser un hijo de una madre calificada como madre de sementales.


g) Aceptar la intervención en el movimiento de los sementales y jóvenes machos del programa, es decir, permitir la cesión de terneros al CENSYRA y posteriormente aceptar los sementales destinados como reproductores y adjudicados en cada una de las explotaciones, se entiende que son acciones razonadas y consensuadas.


h) Disponer de la explotación saneada, según la normativa oficial al respecto, comprometiéndose a colaborar en dichas medidas.


i) Participar en las acciones conjuntas orientadas al fomento y promoción de la raza Alistana-Sanabresa.


7. PROGRAMA DE FOMENTO Y DIFUSIÓN. 


Este apartado del programa tiene el objetivo de incrementar el número de ganaderos y usuarios de la raza Alistana-Sanabresa, pues de esta forma se incrementa el efectivo total y el interés por esta raza. Cada año se irán implementando medidas concretas, pero de modo genérico son las siguientes:


a) Asesoramiento técnico a las explotaciones: referido fundamentalmente a los aspectos referentes al libro genealógico y programa de conservación de la raza.


b) Formación a los ganaderos: programación y organización de jornadas sobre aspectos técnicos de las explotaciones animales: libro genealógico y programa de conservación, calificación morfológica, comercialización, bienestar animal, ayudas, etc.


c) Publicidad y divulgación de la raza y sus productos: se cuenta con diferente material de divulgación sobre la raza que se viene elaborando o actualizando periódicamente: web oficial, manuales, trípticos informativos, carteles y otro tipo de complementos. Además de los estudios realizados donde se ha facilitado la colaboración, se propone la realización de estudios o investigaciones que contribuyan a un mejor conocimiento de la raza, con la colaboración con Universidad u otros centros de investigación.


d) Programa de intercambio de sementales: encuadrado en el programa de conservación de la raza con el fin de evitar la consanguinidad. Tanto entre explotaciones de asociados como de machos estimados procedentes de las series de testaje.


e) Certámenes de ganado selecto: anualmente se viene celebrando un Concurso y Subasta Nacional de la raza en el marco de la Feria de Botiguero de Zamora capital, que se halla dentro del calendario oficial de certámenes de ganado selecto de carácter nacional aprobado por el MARM. Así mismo, se realiza la asistencia a exposiciones donde se difunda y exhiba la raza Alistana-Sanabresa.


f) Organización para la venta de animales jóvenes, reproductores y oferta de material genético: tanto a otros ganaderos que deseen incorporar animales de esta raza como para los propios asociados. Creación de un Catálogo de Sementales. Se dispone de un banco de semen de la raza en el CENSYRA de León procedente de un abundante plantel de sementales. 


g) Planes de promoción: fomentar la implantación de una denominación de calidad para la carne de la raza Alistana-Sanabresa. En base a su biotipo ambiental y sistema de explotación se dan a conocer las posibilidades de la raza para su utilización sostenible, incluído su uso en otra Comunidad en el deporte tradicional de arrastre. 




  A.E.C.A.S.  C/ Regimiento de Toledo, 2 (local)  49011 (Zamora)  980 52 06 19  alistanasanabresa@gmail.com